Cambiar Nav
Mi carrito
mobile icon

¿Para qué las ciencias biológicas y de la salud?


 CÓMO CITAR

Esta obra es producto de una necesidad doble: la de conservar la memoria y la de provocar reflexión e inquietud sobre  la responsabilidad que tenemos, como universitarias y universitarios, de incidir en la comprensión y transformación de los problemas de una realidad cada vez más compleja en la que el sufrimiento humano y planetario se agudiza. Quienes la diseñamos y escribimos, todos y todas pertenecemos a la División de Ciencias Biológicas y de la Salud (DCBS) de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco en México.

Salud puede entenderse como la capacidad para vivir y perfeccionarse. Esa capacidad, la organización de los procesos para ejercerla, más las relaciones que suceden en el mundo de las cosas vivas, son objeto de estudio de las ciencias biológicas.

La capacidad salutis de la especie humana tiene asiento en su doble naturaleza, objetiva y subjetiva, constituyéndose en posibilidad de cambiar, contemplar, admirar y propiciar la salutis de otras especies y también en posibilidad de excluirlas y destruirlas. Las ciencias de la salud proveen de saberes y herramientas para iluminar la doble naturaleza humana y las repercusiones de su hacer en la salutis de sus congéneres y la de otras especies.

Dado que las ciencias de la salud atienden distintos aspectos de vivir y perfeccionarse de las especies, entre ellas la humana, son necesariamente transdisciplinarias. Así, las ciencias de la salud se recrean con saberes de los grupos sociales, de las artes, las humanidades, el derecho, las tecnologías, las ciencias sociales y las ciencias biológicas.

La separación de las ciencias pudiera ser entonces un artefacto epistemológico y analítico que ayuda a profundizar en ciertos aspectos de la salutis pero que, al crearse la UAM, Unidad Xochimilco con un modelo interdisciplinario, volvemos a unir con una conjunció "y", buscando la construcción de la salutis como objeto de estudio común de las ciencias biológicas y las ciencias de la salud.

            object(stdClass)#11315 (6) {
  ["type"]=>
  string(2) "03"
  ["typeonixlist"]=>
  string(3) "153"
  ["audience"]=>
  string(2) "00"
  ["audienceonixlist"]=>
  string(3) "154"
  ["content"]=>
  object(stdClass)#11321 (1) {
    ["spa"]=>
    string(2042) "

Esta obra es producto de una necesidad doble: la de conservar la memoria y la de provocar reflexión e inquietud sobre  la responsabilidad que tenemos, como universitarias y universitarios, de incidir en la comprensión y transformación de los problemas de una realidad cada vez más compleja en la que el sufrimiento humano y planetario se agudiza. Quienes la diseñamos y escribimos, todos y todas pertenecemos a la División de Ciencias Biológicas y de la Salud (DCBS) de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco en México.

Salud puede entenderse como la capacidad para vivir y perfeccionarse. Esa capacidad, la organización de los procesos para ejercerla, más las relaciones que suceden en el mundo de las cosas vivas, son objeto de estudio de las ciencias biológicas.

La capacidad salutis de la especie humana tiene asiento en su doble naturaleza, objetiva y subjetiva, constituyéndose en posibilidad de cambiar, contemplar, admirar y propiciar la salutis de otras especies y también en posibilidad de excluirlas y destruirlas. Las ciencias de la salud proveen de saberes y herramientas para iluminar la doble naturaleza humana y las repercusiones de su hacer en la salutis de sus congéneres y la de otras especies.

Dado que las ciencias de la salud atienden distintos aspectos de vivir y perfeccionarse de las especies, entre ellas la humana, son necesariamente transdisciplinarias. Así, las ciencias de la salud se recrean con saberes de los grupos sociales, de las artes, las humanidades, el derecho, las tecnologías, las ciencias sociales y las ciencias biológicas.

La separación de las ciencias pudiera ser entonces un artefacto epistemológico y analítico que ayuda a profundizar en ciertos aspectos de la salutis pero que, al crearse la UAM, Unidad Xochimilco con un modelo interdisciplinario, volvemos a unir con una conjunció "y", buscando la construcción de la salutis como objeto de estudio común de las ciencias biológicas y las ciencias de la salud.

" } ["label"]=> object(Magento\Framework\Phrase)#2574 (2) { ["text":"Magento\Framework\Phrase":private]=> string(11) "Description" ["arguments":"Magento\Framework\Phrase":private]=> array(0) { } } }

Esta obra es producto de una necesidad doble: la de conservar la memoria y la de provocar reflexión e inquietud sobre  la responsabilidad que tenemos, como universitarias y universitarios, de incidir en la comprensión y transformación de los problemas de una realidad cada vez más compleja en la que el sufrimiento humano y planetario se agudiza. Quienes la diseñamos y escribimos, todos y todas pertenecemos a la División de Ciencias Biológicas y de la Salud (DCBS) de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco en México.

Salud puede entenderse como la capacidad para vivir y perfeccionarse. Esa capacidad, la organización de los procesos para ejercerla, más las relaciones que suceden en el mundo de las cosas vivas, son objeto de estudio de las ciencias biológicas.

La capacidad salutis de la especie humana tiene asiento en su doble naturaleza, objetiva y subjetiva, constituyéndose en posibilidad de cambiar, contemplar, admirar y propiciar la salutis de otras especies y también en posibilidad de excluirlas y destruirlas. Las ciencias de la salud proveen de saberes y herramientas para iluminar la doble naturaleza humana y las repercusiones de su hacer en la salutis de sus congéneres y la de otras especies.

Dado que las ciencias de la salud atienden distintos aspectos de vivir y perfeccionarse de las especies, entre ellas la humana, son necesariamente transdisciplinarias. Así, las ciencias de la salud se recrean con saberes de los grupos sociales, de las artes, las humanidades, el derecho, las tecnologías, las ciencias sociales y las ciencias biológicas.

La separación de las ciencias pudiera ser entonces un artefacto epistemológico y analítico que ayuda a profundizar en ciertos aspectos de la salutis pero que, al crearse la UAM, Unidad Xochimilco con un modelo interdisciplinario, volvemos a unir con una conjunció "y", buscando la construcción de la salutis como objeto de estudio común de las ciencias biológicas y las ciencias de la salud.

            object(stdClass)#11295 (6) {
  ["type"]=>
  string(2) "04"
  ["typeonixlist"]=>
  string(3) "153"
  ["audience"]=>
  string(2) "00"
  ["audienceonixlist"]=>
  string(3) "154"
  ["content"]=>
  object(stdClass)#11305 (1) {
    ["spa"]=>
    string(190) "

9. Introducción

23. Contexto

101. Aspectos organizativos

135. Programas

197. Vinculación

273. Investigación

351. Servicio

433. Exoducción

" } ["label"]=> object(Magento\Framework\Phrase)#2575 (2) { ["text":"Magento\Framework\Phrase":private]=> string(17) "Table of contents" ["arguments":"Magento\Framework\Phrase":private]=> array(0) { } } }

9. Introducción

23. Contexto

101. Aspectos organizativos

135. Programas

197. Vinculación

273. Investigación

351. Servicio

433. Exoducción

  • MED000000 MEDICINA > General
  • 610 Tecnología (ciencias aplicadas) > Ciencias médicas y medicina > Ciencias Médicas; Medicina
  • Ciencias médicas
  1. Nombre
    • Ma. Consuelo Chapela Mendoza (Coordinación editorial de)

    • Es profesora e investigadora del Departamento de Atención a la Salud en la UAM-X en México. Pertenece al área de investigación en Salud y Sociedad en la UAM-X.

  2. Nombre
    • María Elena Contreras Garfias (Coordinación editorial de)

    • Es profesora, investigadora y jefa del departamento de Atención a la Salud (2007-2011) en la UAM-X en México. Pertenece al área de investigación en Educación y Salud. Fue Directora de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud en esta universidad (2018-2022).